fbpx

Seguinos en redes!:   

Luciano Kordon es diseñador en Permacultura, forma parte de El Árbol-Escuela de Ruralidad y Permacultura y de MAPA (Movimiento Autoconvocado de Permacultura Argentina). Junto a Lautaro Kolber llevaron a cabo el diseño y ejecución de Angirũ, un barrio permacultural de impacto positivo y abierto de Belén de Escobar, Buenos Aires, Argentina. 

Angirũ tiene como propósito y visión ser un espacio donde cultivar alimentos sanos y promover la regeneración del suelo, integrado por habitantes que deseen ser productores de parte del alimento que necesitan para vivir. Cada vecin@ tendrá su propio bosque de alimentos de escala familiar, repleto de plantas comestibles, medicinales y nativas. Angirũ eligió a la Permacultura como eje y como sistema de diseño consciente, valiéndose de su enfoque práctico y creativo sobre el uso de la tierra. 

Compartimos este video donde Luciano habla sobre: 

¨Si esto no estuviera yo lo pondría¨

Las cortinas de viento, los cercos perimetrales, el sur cubierto para no tener frío, la orientación al norte y las variedades de plantas con las que ya viene dado el terreno de Angirũ fueron claves en la elección de este terreno para llevar adelante un proyecto permacultural como Angirũ. 

¨Que todo sea parte de un mismo sistema¨

Buscamos combinar los usos y la zonificación de cada terreno para que la vida cotidiana esté en sincronía entre vecin@s, donde cada uno colabore y genere sinergia con todo el sistema. El Diseño Permacultural de Angirũ se compone de una propuesta de zonificación determinada por frecuencias de uso, establecida en relación al clima, la geografía, el agua, los accesos, el sol y los vientos, que genera una integración sin por eso descuidar la intimidad de cada lote. 

¨Nada es ornamental solamente¨

Cada elemento incluido en el diseño cumple varias funciones: nos da sombra, alimento directo, belleza, polen, néctar y también alimento para las otras especies que viven dentro del sistema, que nos permiten tener los servicios ecosistémicos para producir nuestra comida. Estamos en una zona donde podemos combinar árboles y plantas de climas subtropicales y también de climas fríos. 

¨Integrarse a un nuevo ecosistema¨

El éxito de poder integrarnos a un ecosistema humano nuevo está determinado por tener no solo servicios disponibles cerca como internet o comercios, sino grupos de pertenencia para adultos y chicos, espacios culturales, actividades recreativas y pedagógicas que estén en línea con lo que creemos, como ya hay en esa zona de Escobar.

¨Crear un patrón común de lenguaje¨

Buscando incluir a todas aquellas personas que deseen habitar el lugar y estén en sintonía con la propuesta, sin importar la experiencia y los saberes previos que traigan, Angirũ ofrece un curso teórico-práctico de Permacultura a sus vecin@s. 

Compartimos la necesidad de seguir creando proyectos como Angirũ, que colaboren con la descentralización de las ciudades y acompañen una planificada transición hacia nuevas escalas de habitar, con otra relación con la tierra. 

Si quieres saber más sobre Angirũ: 
www.comunidadsustentable.com.ar/angiru

Compartir este contenido!