fbpx

Seguinos en redes!:   

Angiru es un barrio de impacto positivo, abierto y sin expensas. Para el diseño permacultural de cada uno de los lotes y del conjunto, se convocó a Luciano Kordon y Lautaro Kolber y la ejecución se llevará a cabo junto a los vecin@s. Se compone de 5 terrenos de 800 m2 en su primera etapa. 

Propósito y visión

Angiru es un espacio donde cultivar alimentos sanos y promover la regeneración del suelo, integrado por habitantes que deseen ser productores de parte del alimento que necesitan para vivir. Cada vecin@ tendrá su propio bosque de alimentos de escala familiar, repleto de plantas comestibles, medicinales y nativas. El lugar tendrá cercos vivos para generar límites visuales amorosos, que además brindarán alimento y cobijo a mariposas y polinizadores. Un vecindario donde l@s niñ@s puedan crecer en contacto con la tierra, y donde se valoren las oportunidades para generar relaciones, cooperativismo y comunidad. 

El barrio permacultural está ubicado en Belén de Escobar, Provincia de Buenos Aires, Argentina. En los últimos años esta zona ha trascendido su identidad frutihortícola tradicional, de la mano de diversos emprendimientos vinculados con el ¨buen vivir¨: huertas orgánicas y biodinámicas, escuelas de educación alternativa, espacios holísticos y barrios eco-amigables. Es una zona alta, no inundable. Con mucha vegetación añeja y excelente calidad de suelo. 

La ética del cuidado

Angiru eligió a la Permacultura como eje y como sistema de diseño consciente, valiéndose de su enfoque práctico y creativo sobre el uso de la tierra. El Diseño Permacultural de Angiru se compone de una propuesta de zonificación determinada por frecuencias de uso, establecida en relación al clima, la geografía, el agua, los accesos, el sol y los vientos, que genera una integración sin por eso descuidar la intimidad de cada lote. Otorgando un bienestar al conjunto y a sus habitantes que se traduce en calidad de vida.

El diseño recomienda contar con un acceso peatonal adicional de la entrada vehicular, que permita un desgaste menor.

Se establece una zona de Recreación, protegida al sur por la casa, por el posible garaje y por el posible sector de taller y herramientas, hacia el este y oeste por los cercos vivos y hacia el norte por el cerco sur del vecino colindante. En esta misma zona es donde se implementarán las piscinas, las huertas, invernaderos, gallineros y composteros y estarán los árboles frutales caducos.

Para repararnos del viento, contamos con una cortina de árboles grande preexistente hacia el sur y este, compuesta de Acacias blancas, Eucaliptos y Moras principalmente, que nos permite tener el cobijo y la espalda protegida de los vientos fríos. Se suma al sur arboles perennes nativos.En relación al cerco/cortina Norte, colocaremos árboles frutales de hoja caduca (para permitir el ingreso de sol en el invierno desde el norte) combinados con plantas de estrato bajo como lavandas, romeros, euryops, etc. Para los cercos vivos divisorios de cada lote, se colocaran especies perennes de propagación controlada y nativas atractoras de mariposas y polinizadores, junto a la utilización de parte de los arbustos ya existentes (Chilcas) una especie que si no estuviera presente estaría dentro de las recomendaciones.

Desde el diseño además se contempla la implementación de huertas en cada terreno de 100 m2, más un aproximado de entre 15/20 árboles frutales y 10 árboles nativos.

El diseño permacultural incluye también un sector en cada terreno para plantas medicinales y aromáticas que nos ayudan a incrementar nuestro respeto por la naturaleza y nuestra confianza en el mantenimiento de nuestra propia salud.  La cantidad contemplada resulta más que suficiente para que cada familia pueda tener su ¨botiquín natural¨ a disposición e incluso pensar en la fabricación de productos de cosmética natural. 

Deseamos que Angiru no genere residuos, sino recursos. Para el tratamiento de afluentes se recomienda el uso de biodigestores con humedales naturales, fomentaremos la separación de residuos en origen, coordinaremos la adecuada recolección de material reciclable y realizaremos compostaje domiciliario para reducir los residuos que se envían al relleno sanitario y nutrir los suelos.

Crecer juntos

Buscamos incluir a todas aquellas personas que deseen habitar el lugar y estén en sintonía con la propuesta, sin importar la experiencia y los saberes previos que traigan. Por eso Angiru, a través de El Árbol – Escuela de Ruralidad y Permacultura, ofrece un curso teórico-práctico de Permacultura para sus vecin@s, que brindará las herramientas para que tod@s, además de la posibilidad de participar de un espacio semanal de asesoría y consultoría. 

Cada lote incluye:

  1. La subdivisión del lote para escriturar 
  2. Apertura de calles.
  3. El tendido de la luz a la puerta de cada terreno.
  4. El diseño permacultural del barrio y del lote. 
  5. Una capacitación en Permacultura.  
  6. La ejecución del diseño permacultural general (todos los árboles y material vivo especificados)
  7. Un Plan de Manejo Integral para el barrio y para cada lote. 
  8. Asesoramiento y acompañamiento en: Arquitectura sustentable. Diseño bioclimático. Calefacción, iluminación y climatización ecológica. Materiales de bajo impacto. Techos verdes. Plantas nativas. Sistemas naturales de manejo de efluentes y de recolección de agua de lluvia. Huerta agroecológica para autoabastecimiento. Biofertilizantes. Bio piscinas/ estanques. Plantas medicinales y aromáticas, producción, procesamiento, secado y almacenado. Sugerencia para animales de granja y domésticos. Biodigestores. Prevención de incendios.

El mejor cambio que necesitamos hacer, es el del consumo a la producción, aunque a pequeña escala,  y en nuestros propios jardines. Si tan solo el 10% de nosotros hiciese eso, habría suficiente para todos.

BILL MOLLISON

¿Te gustaría vivir en Angiru?

Compartir este contenido!